¿Ya lo escuchaste? Noviembre nos trae la Super Luna Llena más grande de los últimos 70 años.

El fenómeno de la Super Luna Llena ocurre cuándo la luna está en órbita especialmente cerca de la tierra, pero este 14 de Noviembre del 2016 veremos la luna llena más grande de los últimos 70 años, que según NASA, no volveremos a ver hasta el 2034.

Este lunes, la luna aparecerá hasta un 14% más grande y con un 30% más de luminosidad que una luna llena promedio. Y además, es lo más cerca que estará de la Tierra en dos décadas, así que no querrás perdértela.

La luna y tu energía

Por la fuerte influencia y poder de la luna, este lunes es el momento ideal para hacer uso del inmenso magnetismo celestial para liberar, purificar y sanar.

En Mujer Holística, siempre te recomendamos sacar tus cristales a la luz de la luna llena para limpiarlos y cargarlos con energía positiva. Pero tus cristales no son los únicos que se benefician de la limpieza de la luna, tú también puedes aprovechar la energía de la luna para limpiar cosas del pasado y empezar de nuevo.

Aquí te presentamos un ritual para hacerle honor a tu luz interior y a la energía sanadora que nos entrega la luna.

Un ritual no necesariamente está relacionado con una religión ni se relaciona con energías de baja vibración; todo lo contrario. Los rituales son una forma de devoción y entrega; te ayudan a conectarte con tu divinidad y con tus emociones.

Los rituales son un reconocimiento de la Divinidad en este momento presente. Puedes hacer este ritual de la luna llena como una forma de reconocer la belleza de la luna y todos los regalos que ésta nos entrega a diario.

¿Qué más bello que rendirle respeto y devoción a la luna?

Ritual de limpieza para la Luna Llena

Necesitarás:

  • Tiempo para ti en silencio
  • 4 velas
  • Cuenco de agua (vaso o tazón)
  • Opcional: Incienso, aceites esenciales (eucalipto, lavanda, romero), savia blanca o palo santo.

Lo primero que tienes que hacer es encontrar un lugar tranquilo para realizar tu ritual.

Si tienes acceso a un patio o un lugar en el exterior, puedes aprovechar y hacer el ritual afuera, bajo el poder directo de la luna llena. Si no tienes acceso, puedes hacerlo al lado de una ventana donde entre su luz. Recuerda que lo más importante es tu intención.

Después, crea un espacio sagrado colocando un vaso de agua y rodeándolo con cuatro velas colocadas en los cuatro puntos cardinales. También puedes agregar flores y cristales para hacer tu espacio sagrado realmente hermoso y poderoso. Al encender cada vela, envía amor y agradecimiento a las fuerzas elementales de la tierra.

Enciende una vela en cada punto:

  • Norte: El elemento de la TIERRA que te dará fuerza.
  • Este: El elemento de AIRE para que con el viento se lleve tus preocupaciones.
  • Sur: El elemento de FUEGO para la purificación de todo lo que no te sirve
  • Oeste: El elemento de AGUA para la limpieza de tu energía.

Después de prender las velas, puedes quemar savia blanca o algunos aceites esenciales de lavanda o eucalipto. Esto es adicional y aumenta el poder del ritual. La savia y el palo santo limpian la energía negativa, el eucalipto limpia los sentimientos dañados y lavanda limpia el estrés emocional. Al encender la savia o verter gotitas del aceite esencial, da las gracias como reconocimiento de su fuerza vital.

Ahora, siéntate en silencio y toma algunas respiraciones profundas. Si no puedes ver la luna, entonces visualiza su magnificencia; visualiza la sensación de la luz de la luna cayendo a tu alrededor. Siéntete bañada en un halo de gloriosa luz lunar, luz de sanación y de amor.

Siente la fuerte atracción de la luna, te está llamando a la acción.

Mientras te sientas en silencio, imagina un rayo de luz que se extiende desde el centro de la luna y se conecta con tu corazón. Un sólo hilo de luz de luna te conecta directamente al inmenso poder de la luna. El poder de la luna está siendo canalizado directamente hacia el centro de tu corazón. Con este poder magnético eres capaz de sentir claramente y ver todo lo que ya no te sirve.

Es hora de liberar viejas creencias, pensamientos o acciones.

Mientras piensas en cada cosa que deseas liberar, coloca una vela flotante sobre el agua en tu vaso o tazón y enciéndela. Al hacerlo, establece la intención de liberar esas creencias, pensamientos o acciones. Afirma “dejo ir lo que no me sirve” al decir cada cosa que deseas soltar. Puedes decir algo como: dejo ir las dudas de mí misma, dejo de sentirme inadecuada, dejo de lado el ego, dejo de sentir miedo.

Pide a la tierra que te mueva y te dé fuerza, al fuego que purifique y transforme cada pensamiento, sentimiento o creencia con amor. Pide al aire que se lleve cada una de las cosas que ya no te sirven y al agua que limpie.

Da las gracias por las lecciones que esas creencias, pensamientos o acciones te han enseñado.

Algunas afirmaciones que puedes utilizar son:

  • Dejo ir todo aquello que no me eleve a la vibración del amor
  • Dejo ir todo aquello que me impide brillar
  • Soy luz. Yo soy amor. Estoy llena. Estoy completa.

Una vez que hayas liberado todo lo que tienes que liberar, visualiza cómo el rayo de luz se retrae lentamente de tu pecho y permaneces envuelta en la luz de la luna.

Esto sirve para reafirmar el poder de esta súper luna y el poder que ahora tienes para hacer cambios positivos. Báñate en la luz de la luna (real o visualizada) durante el tiempo que sientas necesario.

Cuando estés lista, da gracias a la madre tierra, los elementos y la luna por su ayuda. Sopla las velas colocadas al norte, este, sur y oeste y agradece por todo el apoyo que recibiste en este proceso.

Con cariño, Mujer Holística

 

¿Te gustaría ser más abundante y manifestar todo lo que deseas ver en tu vida? Abundancia es un programa fácil de implementar que en 40 días cambiará tu relación con el dinero.

Pin It on Pinterest