Cuando entro a la casa de mi hermana siento que entro a un hogar cálido y lleno de amor, podría quedarme allí acurrucada en el sofá compartiendo todo el día sin salir. Se siente el cuidado por el espacio y el amor en el aire. Poco tiene que ver la decoración y no hay grandes lujos, es el aire que respira y la paz que hay en el espacio lo que hace que sea un hogar cálido y sereno.

Un hogar es un espacio en el que se le ha puesto la intención de amor, la atención y el cuidado, porque se reconoce que es algo importante. Es un lugar cálido dónde sientes que puedes dejar ir todo y ser tu misma, un espacio seguro. 

Yo siempre he tenido casas. Mi hermana siempre ha tenido hogares. Yo me he preocupado que mi casa esté limpia, linda, llena de arte y libros, que sea un lugar que represente quién soy yo y que me guste lo que veo. Pero, no soy de disfrutar mucho el pasar tiempo en casa ni preocuparme mucho por los detalles, siempre he sido de explorar la vida fuera de casa.  

Mi hermana, por otro lado, ama pasar tiempo en su hogar. Se desespera cuando está demasiado tiempo fuera de su casa, vibra cuando está dentro y esto se nota en cada detalle. Se preocupa de ahorrar para comprar una pintura, un arreglo o flores frescas cada semana. Es importante para ella que su casa esté bien cuidada y que sea una expresión de su amor por su espacio y hacia las personas que viven en ella. Uno entra y siente que “llegó a casa”. 

Tenemos diferentes personalidades y definitivamente creo que todos nos expresamos de diferente manera, ninguna de las dos correcta o incorrecta. He aprendido mucho de ella, en especial de la atención que le pone a los detalles y el amor en cada esquina de su hogar.

Tu casa o tu hogar son un reflejo de tu vibración y son también un sostén de tu energía. Es tu espacio en dónde duermes y te relacionas íntimamente, lo que lo hace igual de importante que otras áreas de tu vida. 

Pasas miles de horas de tu vida en ese espacio, es tu lugar seguro en dónde puedes ser tu misma y soñar, te apoya en manifestar la vida que quieres crear, te cobija cuando tienes miedo y te da soporte cuando lo necesitas. Vibra al nivel que vibras tu. Absorbe tus energías negativas y brilla cuando estás brillando.

Tu hogar es una extensión directa de tu luz, porque es tu lugar seguro de expresión y porque te da el apoyo energético cuando regresas de un día largo y mientras duermes. Este espacio juega un papel importante en tu vibración a diario y también en tu capacidad de sentirte cómoda y apoyada frente a la vida.

Un hogar que vibra alto te puede ayudar manifestar una vida más abundante, a sentirte más relajada y en paz. Te ayudará también en tus prácticas de meditación, en tus niveles de paz y tranquilidad y también en las relaciones con los otros miembros de tu familia. Te da calidad de vida, vitalidad e inclusive apoya tu salud.

Un hogar que vibra bajo, puede hacerte sentir más estresada, abrumada o sentirás que las relaciones en tu casa no fluyen. Notarás la diferencia apenas entres al espacio, sentirás que te quita energía y vitalidad. 

Por suerte la vibración del hogar es algo que puedes cambiar y depende de ti. Aquí te doy algunos consejos para que puedas subir la vibración de tu hogar y que sientas esa paz y tranquilidad cada vez que ingresas en él.

Cómo subir la vibración de tu hogar

· Limpia el espacio energético: Hay muchas formas de limpiar un espacio energético y subir la vibración. A mi me gusta quemar palo santo, incienso o velas todos los días. También puedes poner música con una vibración alta (en realidad cualquier tipo de música ya cambia el ambiente y hace que se mueve la energía). Abre las ventanas y permite que la energía fluya, recuerda que la energía estancada es lo peor que hay, así que permite que fluya el aire y que entre la luz del sol y el aire.

· Llena tu espacio de plantas y flores: Las plantas son vida. Te ayudan a purificar el aire y alegrar el ambiente y las flores traen color y belleza al espacio. A veces las casas se vuelven espacios muy cerrados, especialmente si vives en un apartamento en un edificio alto, las plantas nos recuerdan la importancia de conectar y regresar a la naturaleza. También hay plantas como la ruda que te ayudan a limpiar energéticamente el hogar y subir la vibración, puedes leer más sobre eso en el artículo LA MAGIA DE LA RUDA. 

· Pon atención a los detalles: el amor está en los detalles. La atención sobre los pequeños detalles son un reflejo de tu amor, demuestran que te importa tu hogar y que le estás prestando atención. Si hay algo que no funciona, arréglalo. Si hay algo que está viejo o no sirve, regálalo o lo botas. Presta atención a los detalles, incluyendo las cosas lindas. Si ves que hay un rayo de luz que cada mañana entra por una ventana, para y obsérvalo. Abre los ojos a las bendiciones en tu hogar. 

· Regala lo que no sirve y simplifica, no te llenes de cosas innecesarias: Hay un libro increíble de Marie Kondo, La Magia del Orden, que enseña cómo limpiar y organizar un hogar para que la energía se libere y fluya. Las cosas viejas que no se mueven o que no sirven estancan la energía, busca una forma de sacarlas de tu espacio. Vive en un lugar que te haga sentir abundante, libre y con fluidez. Sigue ciertas reglas de la organización, como por ejemplo limpiar tu closet cada 6 meses y no guardes papeles viejos que no sirven, cosas que no necesitas o basura. Permite que tu hogar sea un reflejo de tu estado interno de abundancia y expansión. Aprovecha también de cuestionarte antes de comprar o regalar algo (¿lo necesitas de verdad?), esto es bueno no sólo para la energía sino que también para el planeta. Simplifica.   

· Mueve los muebles de lugar de vez en cuando: Este es uno de los mejores tips de Feng Shui que he probado. El mover los muebles o la decoración cada cierto tiempo permite que la energía fluya y que se abra el espacio para cosas buenas, como mejores relaciones o abundancia. Mueve los artículos de decoración, los muebles o los cuadros de vez en cuando. Renueva lo que está viejo y abre espacios para poder movilizarse y fluir. No bloquees pasillos, entradas, ni satures demasiado un espacio: permite que la energía fluya.

· Mantén el orden y la limpieza: Cuando era pequeña jugaba un juego virtual de una familia que se llamaba Los Sims. En el juego, cuando había basura vieja se bajaban los puntos de vida, es decir la vida se hacía más corta. Cada vez que veo un basurero sucio pienso inmediatamente en ese juego. Una casa sucia es energía vieja y estancada que nos quita calidad de vida. Saca la basura, mantén el orden y cuida la limpieza. Al igual como nos duchamos a diario y lavamos la ropa, el hogar también necesita de esa limpieza diaria.

· Dedícale amor a este espacio: Tu atención es amor. Presta atención a tu casa, ¿Cómo se podría mejorar? toma tiempo para ir a comprar unas plantas, un cuadro para un espacio en el que haga falta amor o pintar una habitación. Quizás puedes dedicar una tarde al jardín o a ordenar la cochera. Abre los ojos y presta atención a tu entorno, ¿Podrías mejorarlo? ¿Qué necesita de ti? Si tienes hijos pídeles que te ayuden en actividades de limpieza o proyectos como pintar la casa, les estarás enseñando también la importancia de cuidar el hogar. 

· Agradece y honra el espacio en el que vives: Ten un altar o un espacio en tu hogar que te recuerde lo que es importante en tu vida. No tiene que ser religioso, puede ser inclusive algo sencillo como una mesita con unas fotos de tus hijos o de tus padres y una vela. Si tienes pequeños altares y esquinas sagradas en tu hogar tendrás recordatorios constantes de las cosas que son importantes y que te hacen sonreír y vibrar alto, que hacen que tu corazón emane amor, que VIBRE alto… y eso hará que tu hogar también vibre alto.

Tu hogar no es solo un lugar dónde llegas a dormir. Es mucho más que eso, es un templo que debe ser honrado. Te entrega tanto amor a diario, te sostiene energéticamente y te da un espacio seguro como ningún otro. Si lo honras como tal notarás como te sube la energía apenas ingresas a él y cómo esto puede transformar tu vida también.  

Cuéntame en los comentario qué podrías hacer para traer más amor y subir la vibración de tu hogar, así como si has notado la diferencia en la energía después de hacer cualquiera de los consejos que te puse aquí arriba.

con cariño, MJ

María José Flaqué

María José Flaqué es la fundadora de Mujer Holística. María José es Health Coach, Business Coach y emprendedora de negocios digitales. Entre sus muchas pasiones están los negocios en línea, la meditación, viajar por el mundo y ayudar a las mujeres a manifestar la vida que desean. Ella trabaja completamente en línea y vive entre Bali y Costa Rica. Su misión es inspirar a las mujeres a seguir sus sueños y sueña con vivir en un mundo de mujeres empoderadas, felices y abundantes. Puedes seguir a María José en Instagram @mjflaque

Latest posts by María José Flaqué (see all)

Pin It on Pinterest