Ayer me pidieron que escribiera sobre el camino de emprendedora como parte del Proyecto de 100 días. El camino de emprendedora es todo un recorrido lleno de aprendizajes y recompensas en el trayecto. Al igual que con el cuerpo físico, con nuestra espiritualidad y con la alimentación, el día a día de emprendedora también requiere balance, disciplina y compromiso.

El balance es especialmente importante como emprendedoras. Tenemos que aprender a entregar y recibir, a poner límites sanos y a compaginar nuestra vida personal con el negocio. Todos los días hay distintas lecciones por aprender que requieren que yo busque el balance. En una entrevista que me hicieron hoy para una radio en Ecuador, me preguntaron cuál creo yo que es el éxito de Mujer Holística. Definitivamente el éxito de mi negocio está en la entrega, el compromiso y el amor con que todo el equipo trabaja, pero sobre todo en mi necesidad de siempre buscar balance en todo, inclusive con tanta actividad y movimiento dentro y fuera de la página web.

Te doy algunos ejemplos del balance que es importante dentro de mi negocio: 

· Entregar material gratuito y cursos pagados: en Mujer Holística entregamos mucho material gratuito a través de guías, cursos y eventos. También, ofrecemos cursos pagados para poder mantener el negocio. El balance está en saber cuánto estoy dispuesta a entregar de manera gratuita y qué voy entregar en mis cursos pagados. Está también en saber que un negocio requiere inversión y hay cuentas por pagar, entonces hay que buscar ese balance entre: no puedo regalar todo, por lo que necesito cobrar para poder mantener este flujo de energía andando y mi negocio sano económicamente. Puedes leer más sobre esto en el artículo que escribí sobre la energía del dinero aquí. 

· Promoción en la web y redes sociales: una de mis reglas con respecto a las redes sociales y el boletín es que no podemos bombardear a los seguidores con publicidad constante. ¿Alguna vez te has suscrito a un boletín que lo único que hace es venderte? A mi personalmente no me gustan, necesito ese balance entre contenido útil o que me aporte y ventas. Luego, por otro lado en las redes sociales también buscamos un balance entre los pilares de Mujer Holística, por ejemplo, publicamos posts alternando temas, como alimentación, meditación, espiritualidad, inspiración y emprendimiento. Es raro que veas una semana llena de posts sobre emprendimiento en las redes sociales, generalmente eso solamente ocurre durante el lanzamiento de la Escuela de Emprendedoras. El balance en las redes sociales es clave porque tú, como lectora de mi blog, quieres ver cosas amenas y mantenerte siempre a la expectativa de qué publicaremos.

· Mi espacio personal: esta es una de las grandes lecciones de balance de todos los emprendedores. No llevar el trabajo a la casa, inclusive si uno trabaja en casa. El poder separar mi vida privada, mis espacios de ocio y mis hobbies para que no estén relacionados con el trabajo ha sido un gran aprendizaje para mí. Antes de trabajar en el área de bienestar, mis hobbies eran justamente todos estos: meditación, trabajo de energía, cristales, retiros, etc. Ahora es distinto, este ya no es mi hobby porque me cuesta separarlo de Mujer Holística, por lo que ha sido todo un reto tomar algo que no está relacionado con mi trabajo. Todavía estoy en proceso de descubrir eso que me apasiona fuera de “este mundo”, pero pronto te contaré qué es, ya que es mi propósito de estos meses descubrirlo.

· Transacciones energéticas y mi energía: entregar, recibir, no dar de más, protección energética… el balance entre lo que doy de mi, lo que recibo y mis límites energéticos. Ha sido todo un reto aprender ese balance y el no desgastarme física y energéticamente. Piensa en que nuestra energía es como el agua en una fuente, la energía fluye siempre en movimiento y se recicla, pero no se acaba. Los drenajes energéticos son justamente huecos por donde se va nuestra energía. Imagínate una fuente llena de huecos alrededor por donde el agua se filtra, no duraría mucho tiempo funcionando. Identifiquemos esos drenajes de energía y busquemos mantener nuestro espacio energético lo más limpio posible, solo así lograremos ese balance que buscamos. En este artículo te doy 4 consejos para no absorber energías negativas.

· Creatividad y estructura: me encanta soñar, pero a veces hay que tomar en cuenta las estructuras del negocio, los calendarios, las necesidades del equipo y de otras personas. Por ejemplo, cada vez que yo saco un programa nuevo o una iniciativa, como este Proyecto de 100 días, le aviso a mi equipo con un día de anticipación. Estoy segura que me quieren estrangular, porque les cambio absolutamente todos sus esquemas y sus planes. Este equilibrio entre ser creativa, sin ser impulsiva y respetar la estructura y los procesos al mismo tiempo, es todo un balance que he tenido que aprender.

· Paciencia y acción: como emprendedoras tenemos que tener una buena dosis de paciencia, porque a veces dependemos de los tiempos de otros o bien no podemos hacer todo a nuestro propio ritmo. Pero, también necesitamos actuar cuando es necesario. Al final es un balance entre soñar, ser paciente, saber cuándo hay que esperar y descansar y cuándo es momento de actuar. Conoce tus ritmos, observa bien la situación y sé estratégica, encuentra esa armonía entre la paciencia, el soñar y la acción.

Mañana te compartiré más lecciones que he aprendido en el camino de emprender con Mujer Holística. Espero que te sean de ayuda y te pido que compartas este artículo con las emprendedoras que se podrían beneficiar de él.

Con cariño,

MJ

P.S. Esta es mi entrada No.16 del Proyecto de 100 Días

Herramientas gratuitas para tu desarrollo como emprendedora ↓

Pin It on Pinterest