En los últimos días me he dedicado a escribir mucho sobre cómo manifestar una nueva realidad, cómo perseguir los sueños y cómo vencer esos pensamientos limitantes, especialmente alrededor del dinero y el trabajo. Sé que he tocado varios botones de resistencia en muchas lectoras y hoy siento la necesidad de responder a esto, porque estamos todas en un momento de transición y movimiento de energía muy fuerte, seguro esto lo sientes más si has seguido mis artículos diarios.

Este post lo escribo específicamente en respuesta a los mensajes de las que me han escrito con un dolor grande, una falta de esperanza, los comentarios de resistencia, de lucha o de la necesidad de encontrar un camino.

Las creencias limitantes nos roban de la verdad de quién somos.

Yo no escribo a diario cosas positivas con el deseo de crear falsas ilusiones ni de mostrarte una realidad que no es posible. Todos somos una sola energía (el cuerpo físico es una ilusión) y todas las personas a nuestro alrededor son un reflejo de una parte de nosotras mismas. La única manera en la que podemos ver algo es si estamos vibrando en esa frecuencia o si bien se nos tiene que mostrar eso para ayudarnos a abrir los ojos a una realidad distinta.

Por ejemplo, cuando envidias algo, en realidad es la vida mostrándote que tú también lo puedes tener. Cuando le deseas el bien a alguien que envidias y deseas que se le multipliquen sus bendiciones, te lo estás deseando a ti también. Porque esa persona o situación está en tu “radar” y en tu realidad para mostrarte algo que tu también puedes tener, o bien, necesitas sanar.

Si estás leyendo mis artículos diarios no es por mera coincidencia. Si estás sintiendo que todo este tema de los sueños, el dinero, la felicidad, el trabajo, etc. te está despertando algo adentro de ti, ¡eso es porque la energía se está moviendo!. Es normal sentir rechazo o escuchar una voz que te dice que pares de leer esto o que yo estoy loca. Es completamente normal que al despertar toda esta energía y ver de frente las creencias limitantes, de repente sientas la disconformidad de tener que cambiar. Inclusive es completamente normal sentir rechazo al leer cualquier cosa que te obliga a reconocer la vida que estás viviendo.

Y aquí tienes dos opciones y estás sola en esto, yo no puedo tomar esta decisión por ti:

Puedes decidir romper esos bloqueos que te impiden manifestar la vida que deseas y CREER que es posible vivir una vida distinta.
o
Puedes quedarte allí en dónde estás y vivir para siempre con aquellas cosas que te hacen infeliz.

 

Ambas decisiones traen dolor. La primera a corto plazo, porque estás dejando ir mucho de lo que era tu vida y tu sentido de seguridad. La segunda puede doler para toda la vida.

La primera te dará una vida de más paz, tranquilidad y propósito. La segunda, sólo tú sabrás qué sentimientos mueven en ti. Como dice la frase de Anaïs Nin que amo: “…y llegó el día en el que el riesgo que representaba permanecer encerrada en el capullo era más doloroso que el riesgo a florecer”. La felicidad es una decisión que solamente tú puedes tomar y el momento de tomar esa decisión ya llegó, porque si no fuera así, no estarías leyendo esto. Si tu respuesta a mis palabras es una creencia negativa, te ruego que te abras a la posibilidad de que puede ser distinto. No te pido que cambies, solamente que te abras a la posibilidad de que hay otra manera de vivir o de ver el mundo. Eso es todo.

El otro día leí un comentario en una de mis publicaciones sobre trabajar menos para ganar más, que decía: “eso les pasa a personas privilegiadas, los demás tenemos que trabajar para vivir”. Qué pasaría si reemplazáramos estas creencias por preguntas, como: “¿cómo podría yo lograr eso?”. En el caso de que sintamos dolor, decirnos a nosotras mismas: “siento mi dolor y lo convertiré en gratitud.”

Todos los días te compartimos en Mujer Holística frases para ayudarte a ver la vida desde otro paradigma. Recurre a ellas, rodéate de inspiración, da las gracias por todo aquello en tu vida (la gratitud es tan importante) y por sobre todo, no pierdas tu capacidad de soñar. Es de las pocas libertades que tenemos y que nadie nos puede quitar, no te la quites a ti misma.

En estos años he conocido a cientos de mujeres (quizás miles) que han cambiado su vida y me envían sus emails de agradecimiento, especialmente las que han realizado el curso gratuito de Soy Una Mujer Holística. Más de 150.000 mujeres han realizado ese curso y constantemente recibo correos o me paran en la calle para agradecerme por él. Hay muchos recursos disponibles y sé que es posible para mi ser plenamente feliz y para ti también, pero no lo lograremos si nos hundimos en la falta de esperanza y en la creencia de que jamás ocurrirá.  

Somos un ejemplo para el mundo que queremos ver, tenemos la capacidad de ayudar a otros y de sanar todo aquello que nos impide ver la grandeza de quién somos. Pero, tenemos que reconocerlo. Si no crees que algo es posible, nunca ocurrirá. Ábrete a la posibilidad.

El camino es siempre hacia adelante.

¡Tú puedes!.

MJ 

P.S. Esta es mi entrada No. 24 del Proyecto de 100 Días

Mujer Holística

Mujer Holística

María José es fundadora de Mujer Holística y Mujer Holística Emprendedora, además de ser Health Coach, Business Coach y emprendedora de negocios digitales. Entre sus muchas pasiones están los negocios en línea, la meditación, viajar por el mundo y ayudar a las mujeres a manifestar la vida que desean. Su misión es inspirar a las mujeres a seguir sus sueños y sueña con vivir en un mundo de mujeres empoderadas, felices y abundantes.
Mujer Holística

Pin It on Pinterest