El sulfato de magnesio, mas conocido como Sal de Inglaterra o Sal Epsom (no debes confundir con sal de mesa, sal marina o sal Kosher) es un producto usado desde la Edad Media. Los ingleses los primeros en utilizarla y descubrir sus propiedades (de ahí su nombre).

Un producto maravilloso que puede convertirse en tu aliado como un desestresante, limpiador y regenerador, además muy recomendado para utilizarse en procesos de rehabilitación, pues acorta por lo menos en un 30% el tiempo de curación del cuerpo (golpes, quebradas, torceduras, etc).

La sal Epsom puede reducir de manera significativa los malestares en el cuerpo y articulaciones. Desinflama y ademas es un relajante del sistema nervioso.

Debido a la capacidad de magnesio para reducir la inflamación de las articulaciones, se ha utilizado la sal Epsom como un remedio casero para la artritis por muchos años. Se ha comprobado que la razón por la cual las personas sufren de dolores es por la falta de magnesio en sus organismos. Si no recibes suficiente magnesio en tu dieta (banano, aguacate, nueces, granos, etc.) entonces tienes que brindarle a tu organismo otras maneras de proporcionárselo, científicos han descubierto que la mejor manera de obtener de magnesio en el organismo es por vía tópica en la piel, lo mismo sucede con el sulfato.

La sal de Inglaterra funciona como un calmante natural para el estrés. Cuando se disuelve en agua caliente el sulfato de magnesio se absorbe por la piel y repone el nivel de magnesio en el organismo. La sal extrae las toxinas del cuerpo, calma el sistema nervioso, reduce la inflamación y relaja los músculos. El magnesio ayuda a producir serotonina usada en el cerebro para crear la sensación de calma y relajación. Investigaciones muestran que el magnesio también aumenta la energía y fomenta la producción de ATP (trifosfato de adenosina) molécula  de almacenamiento de energía celular.

Los expertos creen que el baño con la sal de Epsom, al menos, tres veces por semana ayuda a verse mejor, sentirse mejor y ganar más energía.

Propiedades de la Sal de Inglaterra

(Magnesio)

  • Mejor funcionamiento del corazón y la circulación sanguínea
  • Ayuda a eliminar las toxinas y metales pesados del organismo
  •  Mejora la función nerviosa
  •  Mejora la capacidad del cuerpo para usar la insulina
  •  Aumenta los niveles de serotonina
  •  Reduce el estrés y te eleva el estado de animo
  •  Mejora el sueño y la concentración
  •  Disminuye la presión arterial
  •  Reduce los dolores musculares y la inflamación

(Sulfatos)

  •  Eliminan toxinas
  •  Mejoran la absorción de nutrientes
  •  Ayuda a prevenir migrañas
  • Es un emoliente natural que suaviza  y exfolia la piel y  a diferencia de otras sales de baño, no deja la sensación de piel seca, por el contrario.
  • Alivia dolores
  • Reduce la hinchazón y la inflamación

 

Usos que le puedes dar a este maravillosos producto

¡Desde usos cosméticos, medicinales y hasta para el jardín!

  • Frota la sal directamente sobre la piel para una textura suave y sedosa, enjuaga abundantemente.
  • En tina de agua caliente aplica una taza y remójate en ella para desinflamar, limpiar toxinas y para aliviar dolores (1 vez por semana).
  • Ayuda a eliminar hongos en el pie y en la piel.
  • Da brillo al cabello, mezcla partes iguales de la sal con acondicionador y aplica desde la raíz hasta las puntas. Déjalo actuar por 15 minutos. Enjuaga con agua tibia.
  • Alivia los pies adoloridos, elimina el mal olor y suaviza la piel agrietada. Remoja pies en agua por 20 minutos.
  • Añade dos cucharadas de sales de Epsom a un galón de agua y riega tu césped con el para mantenerlo verde. La mayoría de las plantas necesitan nutrientes como el magnesio y azufre. Cuando se añade sal Epsom a la tierra esta proporciona los nutrientes esenciales para ayudar a prevenir la perdida de color verde (el magnesio es un elemento esencial en la molécula de clorofila).
  • Espolvorea un poco de sulfato de magnesio a tus macetas de flores y plantas. Es un gran nutriente y aleja insectos.
  •  Mezcla un poco de sal de Inglaterra con aceite de oliva o  coco y mantenlo en la cocina para desinfectar tus manos a la vez que las suavizas.

Consíguela en cualquier botica o farmacia, te sorprenderá su económico precio.

Por Mujer Holística

Tweet : “La sal Epsom extrae las toxinas del cuerpo, calma el sistema nervioso, reduce la inflamación y relaja los músculos” @mujerholistica

Pin It on Pinterest