meditation

Durante esta meditación trabajaremos en traer consciencia a las sensaciones físicas en nuestro cuerpo siendo la observadora de tu cuerpo físico; esto te permitirá estar en el presente, sin análisis, ni juicios y aceptando la experiencia tal cual es.

Al ser la observadora, permitirás que la sensación y la experiencia fluya y se desplace por tu cuerpo sin que te identifiques con ella; entendiendo que es una experiencia separada de tu esencia, de tu verdad, de tu espíritu y de lo que eres en realidad. Estás literalmente observándote a ti misma teniendo esta experiencia sin estar identificada con ella.

Vamos a empezar…

Acuéstate sobre tu espalda, o bien; siéntate con la espalda recta y con los pies sobre el suelo.

Es importante que estés en una posición que sea cómoda para ti.

A continuación, cierra los ojos y comienza a respirar muy lento y profundo prestando atención a tu respiración; inhala profundamente por la nariz y exhala por la boca, nuevamente, inhala y exhala.

*Cada vez que sientas que te alejas o pierdes el hilo de la meditación, vuelve a tu respiración: inhala y exhala.

Siente cómo cada parte de tu cuerpo se relaja lentamente; tus brazos, tus piernas, tu mentón y tu ojos.

Despacio y con los ojos cerrados realiza un breve escaneo de tu cuerpo para que identifiques en dónde es que sientes más tensión o molestia.

Intenta recordar y traer a tu mente una situación, en la última semana o en los últimos días, en la que te hayas sentido dolida, avergonzada o que simplemente te hayas sentido mal. No tiene que ser una situación muy grave, piensa en alguna situación que quizá era pequeña, pero que te molestó; puede ser la reacción de una persona o una situación en particular.

meditacion_cuerpo

Ahora, localiza en qué parte de tu cuerpo físico estás sintiendo este pensamiento o emoción; el lugar en el que se está reflejando.

¿Qué está emergiendo de tu cuerpo físico en este momento?; ¿cuáles emociones, qué pensamientos, qué imágenes, qué sensaciones están saliendo a la luz?, descríbelas en tu mente. Presta atención a los detalles; ¿tu sensación tiene un color, una figura o una textura?; ¿cómo se siente?

Descríbelo tal cual es, no lo cambies y no manipules la experiencia ni la sensación que tienes en tu cuerpo; sólo obsérvalo.

Una vez que tengas la sensación bien identificada y descrita, toma un paso hacia atrás y visualízate sentada o acostada en el mismo sitio en el que estás.

En tu mente, describe cómo se siente poder observarte a ti misma, reviviendo aquella experiencia ahora como una observadora; como alguien que ve desde afuera sin juicios ni análisis.

Ahora, da un paso hacia adelante y vuelve a sentir la experiencia que estabas sintiendo al inicio; pon atención a las emociones y a las sensaciones que sigues sintiendo en tu cuerpo físico. Ubica en dónde las sientes; observa qué sientes cuando regresa a tu mente esa situación en particular.

Ahora, da otro paso hacia atrás y regresa a ser sólo la observadora. Analiza cómo estás viviendo esta experiencia de sentir en tu cuerpo físico lo que pasó en esa situación, pero recuerda: sólo observa sin juicios ni análisis.

Finalmente, cuando estés preparada, regresa de nuevo a tu cuerpo físico e identifica de dónde viene esa emoción; qué fue lo que sucedió.

meditacion_consciencia

Ábrete a lo que estás sintiendo en ese momento, tal cual es, y fíjate si tuviste alguna reacción diferente ante esta situación después de haber sido la observadora. ¿Sientes alguna diferencia?

Analiza si la situación se siente igual en tu cuerpo; si las emociones y la sensaciones son las mismas. ¿Cambió de lugar? ¿Cambió la intensidad?; ¿disminuyó? Quizá ya no es tan importante como al principio, quizá al observarte sintiendo lo que ocurrió te das cuenta que lo ves diferente, que la percepción de la situación es diferente; quizá se mantiene igual, pero ahora la puedes observar desde afuera fríamente sin analizar y sin juzgar: Tal cual es.

MJ

Te invitamos a que conozcas más sobre nuestra primer Certificación para Maestra de Meditación ↓

María José Flaqué

María José Flaqué es la fundadora de Mujer Holística. María José es Health Coach, Business Coach y emprendedora de negocios digitales. Entre sus muchas pasiones están los negocios en línea, la meditación, viajar por el mundo y ayudar a las mujeres a manifestar la vida que desean. Ella trabaja completamente en línea y vive entre Bali y Costa Rica. Su misión es inspirar a las mujeres a seguir sus sueños y sueña con vivir en un mundo de mujeres empoderadas, felices y abundantes. Puedes seguir a María José en Instagram @mjflaque

Latest posts by María José Flaqué (see all)

Pin It on Pinterest