Lo mejor que trae este mes

La energía de abril te ayudará a hacer el ejercicio de introspección necesario para darte cuenta qué cosas valiosas tienes en este momento y apreciarlas en su real dimensión, sobre todo en relación a las oportunidades que se te presenten y tareas que tienes por delante.

Por esta razón, presta atención a la forma en que estás percibiendo estas oportunidades, pues si las desprecias porque no son tan fantásticas como te gustaría, puedes estar perdiendo una verdadera bendición escondida bajo la apariencia de algo “simple” o “regular”.

La verdad es que tú eres la que manifiesta la magia en tu vida, cuando eres capaz de verla. Esto quiere decir que también puedes perder experiencias enriquecedoras si te pones exigente, en especial en relación a los resultados que estás obteniendo o cómo se está desarrollando una relación.

El desafío estará en mantenerte lejos de la apatía y la pasividad, para no caer en la trampa de “tal vez necesito pensarlo un poco más”.Todo estará dispuesto para que tomes la oportunidad y eleves tu motivación actuando. Si estás buscando enceder tu pasión en esa situación/relación específica, entonces dedícate a todo lo que puedas hacer.

Este mes es el mejor para darte espacio y permiso para brillar, con lo que amas, con lo que te pasiona y dándole sentido a cada paso desde lo que es verdadero para ti. Tu propósito, tu servicio, tu aporte. La forma de lograrlo es trabajar la simplicidad, el optimismo y la alegría, trayéndote al presente.

Cuando sientas que una parte de ti quiere complicar las cosas, ¡ríete! Cuando sientas que tienes que pensarlo o evaluarlo mejor, ¡busca espacios de juego! La claridad que necesitarás durante este mes vendrá de todo lo que hagas, de todo lo que entregues, de todo lo que experimentes. Tu niña interior estará feliz y verás que te sentirás mucho mejor contigo misma.

¿Cómo usar este mes a tu favor?

Lo mejor que puedes hacer durante abril es enfocarte en todo lo que tienes para compartir. No te censures, no te limites, no prejuzgues tus ideas, tus conocimientos, tu experiencia. Todo es valioso. Siempre habrá alguien que necesita eso que tú tienes y que valoras como algo tan básico o pequeño.

Si estás trabajando en levantar tu negocio o tu carrera profesional, enfócate en trabajar con la consciencia correcta: esto es, poniendo la intención de compartir en cada acción que ejecutes. Si se trata de una relación, enfócate en cómo puedes compartir con esa persona de tu tiempo, tu energía y tu experiencia. Y si quieres llevar tu relación de pareja o amistad al siguiente nivel, encuentren ese propósito común para servir juntos al mundo. No hay nada más poderoso que inyectar propósito de servicio a un lugar donde hay amor.

Con lo que necesitarás tener paciencia es con la energía de confrontación y competencia. Donde sea que sientas esta energía, haz el trabajo interno de transmutarla por energía de colaboración y entendimiento.

Puede que en ese momento “ganes la discusión” con el mejor argumento o demostrando que tienes la razón, pero pasado el calor del momento verás que tanto tú como la otra persona, perdieron en ese encuentro. Y ese sabor amargo queda.

Mejor ahórratelo, aprendiendo a elegir bien tus batallas. Y donde sientas que tienes que empujar con agresividad para “ganar la competencia”, haz una pausa y evalúa esa emoción que te está moviendo de esa forma. Verás que hay inseguridad, miedo o defensividad, que puedes trabajar de una manera más apropiada. Esto te permitirá moverte y relacionarte mejor, enfocándote ahora en disfrutar lo que haces y hacerlo con cariño.

Abril es un mes que te llama a la transformación, en especial, para que aprendas a ser y hacer en el mundo desde lo positivo, desde tu alegría natural, valorando tu esencia y trabajando la confianza para compartirla con otros.

Y la transformación más grande que podrás vivir es la que versa sobre tu manera de experimentar la vida y de compartir con el mundo. De pasar del miedo, a la seguridad; de la desconfianza al propósito; de la apatía al amor propio; de la seriedad al juego; de la rigidez a la dedicación.

De ahí en adelante, todo se ajustará de manera natural.

Con amor,

Francisca Jara

Pin It on Pinterest