La oportunidad de oro que nos trae el mes de Junio

Junio es un mes de cierre de una etapa, que marcará de manera importante las dinámicas con las cuales has venido trabajando. Es un mes que te dará la oportunidad de terminar proyectos, de ordenar asuntos pendientes y de poner fin a un ciclo, haciendo aprendizajes importantes para tu futuro. Por eso, todo lo que sea cerrar trabajos, proyectos, conversaciones pendientes, será bienvenido. E incluso, si hay algo que tienes pendiente pero que te tomará mucho más que este mes para terminarlo, entonces durante junio enfócate en tomar la decisión definitiva de, si lo vas a cerrar así tal como está o si vas a continuar, pero ahora sin pausa. Es momento de hacer espacio en tu vida soltando lo obsoleto y mover la energía avanzando con todo lo que aprecias como para quedártelo.

Si miras hacia atrás, los obstáculos y dificultades que has experimentado probablemente tiene que ver con la manera en que, en algún momento, te convenciste de que ésa era la forma de actuar, pero que en la práctica te condujo a un terreno peligrosamente inerte. Pues necesitamos la conexión en cada paso, ¿cierto? Esa conexión con tu alma, con algo más grande, con esa fuente que te provee de energía infinita, protección, claridad.

Pero no es ni blanco ni negro; no es lo uno o lo otro. Es la integración práctica, de ambas dimensiones que son auténticamente tuyas. La tierra y el cielo. El cuerpo y la mente. El amor y el límite. La inspiración y la acción. Es aprender a infundir esa energía en tus objetivos más concretos. Es unificarte en un solo propósito que comprende que, desarrollando tu potencial humano, estás sirviendo a tu alma.

También es momento de hacer un trabajo importante de cambio de perspectiva. Hay formas de percibir tus procesos y las cosas que estás haciendo que requieren que cambies tu perspectiva para que recuperen el sentido, para que vuelvan a motivarte y encuentres en ellas lo que pensabas que estaba perdido.

¿Cómo usar este mes a tu favor?

Lo mejor que podrás hacer durante Junio es transformar la manera en te has acostumbrado a vivir la realidad física, el mundo exterior. Es cierto que vivimos tan ajetreadas, corriendo de un lado a otro, con una lista inmensa de cosas pendientes y poco tiempo para jugar. Pero también es cierto – a veces más cierto – que es más fácil vivir en la mente, retraidas, en un paraíso meditativo creado como ilusión, que protege de lo rudo, lo complicado, lo desafiante de la realidad. Y éste es un gran aprendizaje de madurez emocional y espiritual.

El lugar donde hacemos nuestro trabajo espiritual más importante es en esos escenarios, aprendiendo a estar en lo incómodo y ser ingeniosas para vencer las difucultades, con diversión, riéndonos, sin tomarnos las cosas de manera grave. Si evitamos las dificultades y los desafíos por miedo a perder la paz y balance internos, eso quiere decir que, en realidad, no tenemos verdadera paz ni balance internos.

Es momento de integrar la sombra que evita la dificultad y la incomodidad, y trabajar con la información de sabiduría que tienes para hacerte más fuerte, a todo nivel. Y esto no es desconectarte, reprimir o endurecerte; la verdadera fortaleza – con esto me refiero a ser fuerte – es la que te ayuda a estar y transitar por todos los procesos emocionales que la vida te presenta. Entonces, si el camino por el cual te está conduciendo tu alma te tiene muy removida, respira profundamente y, de manera proactiva, busca técnicas, herramientas y apoyo que te ayuden a ganar valentía para enfrentar al león y domarlo con ese amor fiero que te mueve; amor poderoso por ti y lo que guardas en tu corazón. La única manera de aprender a sostener bendiciones, es aprobando el entrenamiento que nos presenta la vida.

Tu fortaleza que te ayudará a obtener lo mejor de este mes

Entonces, para moverte más liviana y sentir más energía para cerrar todo lo que necesitas concluir – y también para soltar y eliminar lo que pesa y ha sido suficiente -, usa tu pasión como combustible para moverte. La diferencia entre movernos sin pasión o desde la pasión, es la misma entre empujar el caballo o subirse al caballo y cabalgar. La pasión, ésa que se  nutre al estar haciendo las cosas con amor, propósito e integridad, es una fuerza tremenda que está a tu disposición cada vez que bajas de la mente – del sobreanalizar y el control – y te traes a la realidad física para conectar con otros en este proceso. Pues es en esa conexión es donde todo tiene sentido. Y es esa conexión con otras almas, donde encontrarás la llave para mantenerte conectada a la tierra.

Un mensaje final de tus ángeles para inspirarte

Reconoce – en realidad, recuerda – el poder que tiene tu mente. Todo lo que experimentas como desilusión, parálisis, frustracion, rabia, impotencia, duda, inseguridad, etc., viene de tu mente. No es la realidad, sino la forma en que la experimentas y la procesas.

Este mes trabaja con esto. Enfócate en descubrir qué diálogos se repiten en tu mente y qué dicen. Descubriendo esos diálogos dañinos, elige reemplazarlos, con intención, por afirmaciones positivas. Que te conecten con el optimismo. Con la seguridad emocional. Con el auto respeto. Y sobre todo, con el amor.

Vivir conectada a la preocupación, a la tormenta emocional es una alternativa, tomada a nivel inconsciente, pero alternativa al fin. Otra alternativa es enfocarte en conectar con el coraje para aceptar la realidad. No se trata de armar un mundo de fantasías y vivir en la ilusión del color rosa. Significa aceptar que el mundo contiene todo tipo de realidades, tanto buenas como difíciles, y que eso no tiene que ver contigo de manera especial – esto es no tomar nada de manera personal –, y tampoco tiene por qué determinar la calidad de tu mundo interior.

Cuida tu mente y tu corazón como tu lugar sagrado, y fortalécelos como tu centro. No importa cuál sea la circunstancia que te toque vivir, sea positiva o caótica, si cultivas tu interior como tu lugar de protección en el mundo, dentro de ti siempre te sentirás en paz, en un centro robusto y amoroso. Sean cuales sean las penas y alegrías que pasen, tu lugar sagrado seguirá siendo tu guarida, para recuperarte y cultivar tu fortaleza para salir una y otra vez al mundo.

Confía en ti. Tú eres todo lo que necesitas.

Con amor,

Francisca Jara

Pin It on Pinterest