La oportunidad de oro que nos trae el mes de Mayo

Mayo te trae la oportunidad de sanar memorias de dolor e integrar el pasado como aprendizaje a nivel emocional. Es necesario generar un corte definitivo con lo que ocurrió y con lo que fuiste, para que lo que venga a continuación sea sustentable y coherente con quien eres hoy, y con esa nueva visión de ti misma. Es el proceso de actualización necesario para llevarte a tu siguiente etapa (esto aplica a cualquier área de tu vida en que estés experimentando un proceso de crecimiento).

Este corte con el pasado solo es posible si exploras a nivel profundo cuáles fueron esas causas internas que dieron lugar a las dificultades que experimentaste, y así podrás usar esa autoexploración como una oportunidad de actualización personal muy poderosa.

Este es un proceso que involucra trabajar con tu niña interior; esa parte de ti que necesita ser cuidada, protegida, sostenida, vista, aceptada, amada. Pero no como mujer, sino en lo más inocente y primario, como cuando tenías cuatro, siete o nueve años y que por historias dolorosas que viviste a esa edad, todavía hay aspectos que necesitan ser recuperados, esta vez aprendiendo a ser tu propia madre/padre interno.

Por eso, sanar e integrar tu niña interior es un proceso necesario para desarrollar verdadera madurez e independencia emocional; para fortalecer tu mundo interior y darte todo eso que necesitas, y sentirte segura mientras te expandes en el mundo, sin que estas partes escondidas, olvidadas o reprimidas por ser demasiado dolorosas, se resistan a tu evolución. Es el momento de invitarlas a que vengan contigo.

Si hay algún proceso que has estado viviendo que tiene que ver con construir tu independencia a nivel económico y profesional, o también con dinámicas en tus relaciones familiares y de pareja, que te está desafiando a salir de la zona cómoda donde has estado hasta hoy – sea positiva o no, la zona cómoda es el lugar donde ya estás acostumbradas a estar –, entonces este mes será el momento ideal para hacer el proceso de sanación emocional que te permita cortar el cordón con el pasado, para traerte por completo al presente.

Mayo también viene con un regalo de inspiración o un regalo material de alguien que te ama, la recuperación de tu creatividad, de ese deseo puro de compartir, la reconciliación con un verdadero amor, tiempo en familia y la alegría de experimentar conexiones verdaderas con otros.

 

¿Cómo usar este mes a tu favor?

Para aprovechar de la mejor forma este mes, lo mejor será que administres tus recursos, tanto materiales como internos – tiempo, energía y atención – en lo que es realmente importante para ti y sobre todo, en lo que estás haciendo crecer. Es aprender a desarrollar una fuerte coherencia entre tus prioridades y tus acciones.

Tal vez será exigente en términos de tiempo y la cantidad de cosas que tienes por delante y quieres hacer, por eso te ayudará mantenerte con paso seguro, constante y equilibrando cada día de la mejor forma posible. Si eres flexible y te adaptas a los imprevistos, podrás obtener mucho más de tu tiempo y dedicación, que intentando sostener una rutina o planificación de manera rígida.

No te presiones en hacer o transformar de manera rápida; el cambio permanente es aquel que logras respetando tus tiempos internos de adaptación.

 

Presta atención a cómo te hablas

Durante Mayo será importante que pongas atención a cómo te hablas, y a no ser severa contigo y/u otras personas. Esto será relevante para ayudarte a ser flexible y fluir con lo que se te presente.

Ahora bien, como vimos al inicio, Mayo puede ser una oportunidad de oro para reconciliarte con otras personas, o perdonar(te) y avanzar si la reconciliación no es posible, y también para sanar heridas del pasado y en especial, en relación a asuntos de tu infancia o con tus padres. Por eso, el desafío aquí puede presentarse en relación a posibles resistencias en tomar la decisión de avanzar y dejar el pasado atrás. Sin duda esto es esencial para cualquier reconciliación, proceso de perdón o sanación, y por eso cada vez que te des cuenta que te está costando o sigues dando vueltas a lo que pasó, hiciste o no hiciste, vuelve a tu interior para recordarte por qué estás tomando esta decisión.

Otra cosa que te ayudará mucho será que mantengas una práctica diaria de afirmaciones positivas. Uno de los desafíos este mes puede ser caer en el pesimismo y ver el lado oscuro de las cosas. Por eso, para mantenerte atenta y no caer en esa vibración, utiliza decretos y afirmaciones positivas que te ayuden a recordar todos los días que la vida se siente muy distinta si usas tu inocencia para ver lo mejor de cada cosa. Y recuerda que no desde la ilusión – como sería el pensamiento mágico -, sino como un optimismo auténtico y maduro.

 

El recurso interno que te ayudará a obtener lo mejor de este mes

En linda sincronía, puedes ver que tu recurso interno este mes será tu capacidad de cuidarte como una madre. Esto hace completo sentido con el proceso de sanación que tendrás a la mano. Ya sabes cuáles son tus necesidades emocionales y qué requieres para sentirte segura. Ya sabes lo que disfrutas y lo importante que es para ti respetar tus prácticas de autocuidado, y darte el permiso de ser creativa y sensible en todo lo que haces. Haz construido seguridad emocional y ya sabes cuándo te estás autovalorando y cuándo no, entonces estás en mejor pie para tomar buenas decisiones. Tienes un mejor conocimiento de tus desafíos a nivel emocional y eso te da una ventaja que nunca antes tuviste.

 

El mensaje final de tus ángeles

No hay nada que quieras ser, vivir, sentir pensar o expresar en el futuro que no esté en ti en este momento. Todo aquello que anhelas, que visualizas y que deseas, es algo que ya eres a nivel potencial. Por eso, el proceso de expansión de consciencia, de despertar espiritual, de sanación que deseas vivir con tanta fuerza, consiste en que te des el tiempo y espacio para encontrar ese camino interno que te traiga de regreso a casa; a tu casa que es tu corazón. Pues es ahí donde están tus verdades, todas tus respuestas, donde están tus certezas y el conocimiento de tu alma. Deja de buscar afuera, que adentro están todas tus respuestas. Ve hacia adentro y te encontrarás. Y eso es todo lo que necesitas para continuar creciendo en tu camino en el mundo.

 

Con amor,

Francisca Jara

 

Pin It on Pinterest