En mi último artículo te conté de cómo en el lanzamiento de mi libro en Colombia aprendí mucho sobre mi misma y sobre todo mi capacidad de recibir abundancia o de merecer todo lo bueno que recibo. Quiero contarte un poco más sobre cómo el merecer o sentir culpa alrededor de recibir nos bloquea la abundancia y qué podemos hacer para permitir que esta energía fluya libremente.

El bloqueo a la abundancia

Hay muchas formas en las que podemos bloquear abundancia en nuestra vida, puede que pongamos toda nuestra energía en la negatividad o que escojamos creer que no es posible ser abundantes. En mi caso, una de las formas que he notado que bloqueo la abundancia es a través de la desconexión de mi misma, por no sentirme merecedora de lo que recibo. He notado esto desde pequeña, por ejemplo cuando me cantaban en mi cumpleaños yo me sentía incómoda y en mi mente contaba los segundos para que terminara la canción. Nunca disfruté ser el centro de atención en mi cumpleaños y tampoco sentía que merecía tanta atención.

Ahora de adulta todavía siento estas emociones, pero a diferencia de cuándo era chica, ahora las observo con atención y tomo consciencia de los patrones que repito por miedo a recibir o no creer que merezco la atención, la abundancia, los cumplidos o cualquier otra cosa que se me esté entregando en ese momento.

Durante el lanzamiento de mi libro sentí que era difícil mantenerme presente en la experiencia completa por no sentirme suficiente ó merecedora de tanta atención y gratitud a mi alrededor. Estuve enferma varias semanas y no toleraba nada de los alimentos que entraban en mi cuerpo físico. Pero, más allá de eso, yo misma notaba que no estaba permitiendo que nada entrara en mi campo energético tampoco. Me desconecté por completo y mi cuerpo físico estaba expresando ese vacío de no tenerme a mi en él. Era como si fuese un contenedor vacío y mi alma se había ido temporalmente a otro lugar, para así evitar tener que enfrentar todas las emociones que estaba sintiendo y aceptar lo que estaba recibiendo en ese momento.

Todas tenemos distintas formas en las que bloqueamos la abundancia y nos cerramos a recibir cosas mejores en nuestra vida. Para mi es a través de la desconexión, pero para ti puede ser otra la manera. El primer paso para darnos cuenta de cómo bloqueamos la abundancia es observando nuestro comportamiento y los patrones que repetimos. Cuando somos observadoras de nuestra experiencia con atención, sin juzgar ni analizar, simplemente observando la manera en que nos estamos comportando, logramos tener una consciencia mayor sobre nuestra vida y podemos escoger responder distinto a las experiencias que estamos teniendo.

 

La culpa y el merecimiento

Una vez que observé cómo me comportaba y que entendí que estaba evitando sentir y vivir esa experiencia que estaba teniendo, comencé a explorar lo que sentía. Me senté conmigo misma, respire profundo y me escuché a mi misma. Descubrí que me cuesta recibir reconocimiento por algo que he realizado y que sentía culpa de recibir tantas cosas buenas en mi vida. Si alguna vez has sentido esto, tengo un par de consejos que me han ayudado mucho a mi y creo que te pueden ayudar también:

  • El hecho que tu recibas abundancia, no le quita a otros: Hay suficiente abundancia, dinero, alimentos y oportunidades para todos en el mundo. Que tú recibas abundancia, no le quita a otras personas su derecho natural a recibirla también. Recuerda que al igual que la vibración energética, cuando tu bajas tu vibración para estar al nivel de una persona con baja vibración, el resultado son dos personas con vibración baja. Tu capacidad de vibrar alto y recibir abundancia plenamente inspirará a otros para que ellos también reciban más. Hoy en día tenemos un problema serio en el mundo de desigualdad y mal uso de nuestros recursos, pero eso no significa que no hay suficiente para todos ni que el hecho que tu recibas, le quita a otros. La mejor manera para poder sentir que si tu recibes, otros también reciben es entregando de vuelta. Dona un porcentaje de todo lo que recibes y así estarás segura que entre más recibes tu, más reciben otros.
  • No eres culpable de la situación económica de otras personas: Nadie debería de cargar con la culpa de una estructura económica en la que nacimos, situaciones que ocurrieron en nuestra infancia o familiares ó cualquier otra situación en la que sentimos que no merecemos recibir porque otros no tienen. Si bien, podemos hacer mucho para hacer del mundo un mejor lugar, en realidad nadie gana cuando nosotras sentimos culpa. La culpa tiene una vibración sumamente baja y el hecho de que tu cargues con ella, jamás va a redimir la situación por la cuál sientes injusticia o dolor. Trabaja mucho el amor hacia ti misma y otros, puedes practicar la meditación de Tonglen y también pedir a la divinidad que te ayude a aliviar tu dolor y sentimientos de culpa.
  • Recibir más abundancia no te hará egoísta ni poco humilde: Es interesante como tendemos a asociar recibir mucho ó crecer, con no ser humildes o ser egoístas. Durante el lanzamiento de mi libro recibí varios correos y mensajes de seguidoras de Mujer Holística diciéndome que no dejara de ser humilde a pesar del éxito que estaba teniendo. Fue interesante leer esos mensajes ya que jamás se me cruzó por la mente que tener una plataforma más grande o ser exitosa a mi manera, significaba dejar de ser humilde o ser egoísta. Para muchas personas el recibir y crecer significa dejar la humildad u otros valores que son importantes para ellos y no tiene que ser así. Las personas con más abundancia o dinero no son necesariamente personas egoístas ni creídas. Es necesario dejar ir las creencias de que tengo que renunciar a algo importante para mi para poder recibir abundancia. Es justamente trabajar en que no vivo en un mundo no excluyente, dónde en lugar de pensar “este o este otro”, puedo creer que “puedo tener este y además este otro”.
  • Mereces lo que estás recibiendo: Es tu derecho natural. No tienes que sacrificar tu felicidad, dejar ir tus valores personales o sentir culpa. Está bien recibir abundancia y te lo mereces solamente por el simple hecho de que existes. No tienes que sufrir, ni limitarte ni sentirte mal por cumplir tus sueños. Recuerda que tu certeza, seguridad y confianza siempre van a venir de tu relación contigo misma, no de los factores u opiniones externas.

Algunos consejos adicionales

  • Observa tu vida en el presente con interés y atención, sin juzgar ni analizar. Cuando te observas, logras reconoces patrones y también darte cuenta de lo que cruza por tu mente y las creencias que tienes que están creando tu realidad.
  • Siente tus emociones plenamente, permite que fluyan y si te cuesta dejarlas ir, entrégalas a tu Ser Superior y pide que él te ayude a que ellas puedan fluir.
  • Utiliza la afirmación: Merezco ser plenamente abundante y feliz.
  • Trabaja con la aformación: ¿Por qué merezco ser plenamente abundante? Puedes leer más sobre la técnica de Aformaciones aquí.

Te invito a unirte al boletín de Mujer Holística, ya que esta semana sale el Manual para Manifestar tus Intenciones del 2018. Puedes inscribirte automáticamente al descargar cualquiera de nuestros recursos gratuitos aquí. 

Con cariño,

MJ

Mujer Holística

Mujer Holística

María José es fundadora de Mujer Holística y Mujer Holística Emprendedora, además de ser Health Coach, Business Coach y emprendedora de negocios digitales. Entre sus muchas pasiones están los negocios en línea, la meditación, viajar por el mundo y ayudar a las mujeres a manifestar la vida que desean. Su misión es inspirar a las mujeres a seguir sus sueños y sueña con vivir en un mundo de mujeres empoderadas, felices y abundantes.
Mujer Holística

Pin It on Pinterest