Hoy es un día especial porque abrimos inscripciones a una nueva generación de la Escuela de Emprendedoras. Este programa se ha convertido en mi gran maestro y cada generación es completamente distinta y siempre muy especial. Cientos de mujeres han realizado este curso desde su lanzamiento el año pasado y es increíble ver sus avances, especialmente las de la primera generación que con el tiempo van formando un negocio sólido, cada vez más grande. 

Ser emprendedora es toda una aventura, hay días buenos y días malos, días en dónde quieres dejar todo tirado y días en los que te sientes la reina del mundo. Es normal sentirse medio “loca” cuando uno emprende, la adrenalina es fuerte, la emoción intensa y el cansancio también. Al final, aprenderás lo poderosa que eres y la capacidad que tienes de hacer realidad lo que antes era solo un sueño. Tu negocio te enseñará que los límites están solo en la mente y que eres mucho más fuerte de lo que te imaginaste. Uno aprende mucho cuando emprende algo nuevo que en sus inicios, depende de uno.

No todas las personas están llamadas a ser emprendedoras, porque el lanzarse lleva consigo un riesgo, que muchas no están dispuestas a asumir. Tienes que aprender a manejar la incertidumbre, a vivir momentos difíciles cuando no sabes si vas a poder pagar las cuentas y se toman decisiones sumamente dolorosas (como cuando tienes que dejar ir a un integrante de tu equipo). Los emprendedores son personas que toman riesgos con amor, sin saber en dónde terminarán.

Así como puedes ganar, también puedes perder. 

En este último año también aprendí que la Escuela de Emprendedoras no es para todas las mujeres. Esta es una de esas lecciones que yo misma enseño en mis clases, y que me ha costado entender. No siempre voy a caerle bien a todas las personas, ni voy a poder ayudar a todos, ni tendré todas las respuestas en mis manos. Ahora entiendo que yo solamente puedo ayudar a las personas que realmente están listas para trabajar conmigo, que aprecian mi esfuerzo y reconocen mi experiencia. Uno no necesita demostrar su valor, uno nada más tiene que compartir lo que conoce con honestidad y humildad, al final la vida se encargará que las personas adecuadas lleguen a uno. El maestro llega cuando el alumno está listo y el alumno llega cuando el maestro está listo (UCDM).

En la Escuela de Emprendedoras comparto mi camino como emprendedora digital y como nómada, te comparto mi día a día en Mujer Holística, te doy consejos para tu negocio y te enseño las bases de los negocios exitosos. Los temas que exploramos en la escuela van desde temas de energía, meditación, la experiencia del alma, los miedos y la abundancia, además de las estructuras de un negocio, los sistemas, los ingresos, las ventas y la organización de equipo (es un balance entre sentir y actuar).

Este es un programa muy intenso, tienes que estar preparada para aplicar lo aprendido y además está estructurado para enseñarte realmente lo que es ser emprendedora.

Tú eres la líder de esta nave y si quieres llegar a la luna, tienes que tener una estructura fuerte que te lleve allí. Si tienes un negocio o una mentalidad débil, tienes un papalote de papel y no vas a llegar muy lejos. Yo sé que esto puede sonar fuerte, pero créeme que te enfrentarás con tantas cosas en tu camino, que necesitarás una mentalidad fuerte. He recorrido este camino balanceando mi energía femenina con la masculina, trayendo compasión en todo lo que puedo y poniendo límites en donde tienen que estar y es un baile diario, para lo cual la conexión interna y la claridad mental son indispensables.

Hoy abrimos inscripciones a la Escuela de Emprendedoras con un precio especial, por ser mi cumpleaños (todos los años hago descuentos en los programas en estas fechas y si estás considerando inscribirte, este es el momento adecuado para hacerlo porque es la mejor oferta que hemos tenido hasta ahora). Me encantaría trabajar contigo y enseñarte lo que yo sé de los negocios, también me encantaría que tuvieras la oportunidad de enriquecerte con las compañeras de la escuela, como lo han hecho cientos de mujeres de generaciones pasadas que hoy en día hasta han formado negocios juntas. Este curso tiene una comunidad increíble, dispuesta siempre a colaborar y apoyarse, una comunidad que siempre me sorprende.

Pero, antes de contarte más sobre el programa, quiero contarte para quién si es mi programa y para quién no es:

La Escuela de Emprendedoras es para ti si:

· Tienes una idea de negocio y necesitas un impulso para iniciar.

· Ofreces servicios en el área de bienestar y quieres hacer una transición a un negocio en línea.

· Tienes un negocio virtual, pero te cuesta darte a conocer y vivir de tu ingreso.

· Quieres un negocio virtual que te de libertad de ubicación y tiempo.

· Estás dispuesta a aprender cómo funcionan las estructuras de un negocio sólido.

· Te ves a largo plazo teniendo un negocio como parte de tu vida.

La Escuela de Emprendedoras no es para ti si:

· No estás dispuesta a invertir de 2 a 3 horas al día en tu negocio,

· No tienes una idea clara de negocio.

· Quieres que yo te de una idea de negocio o que haga el trabajo por ti.

· Tiendes a ver la vida con negatividad o sentirte víctima del mundo.

· Piensas que los negocios en línea son fáciles y que no requieren esfuerzo.

· Te cuesta la parte de la tecnología y no estás dispuesta a invertir en una persona que te apoye.

· Estás buscando un programa con apoyo individual y personalizado.

Si me acompañas en este camino no puedo garantizarte que vas a ser millonaria mañana o que todo será de color rosa, solamente puedo garantizarte que será una experiencia única y enriquecedora que te va a cambiar la vida para siempre (si se lo permites). Puedes ver más información e inscribirte aquí.

Con cariño,

MJ 

P.S. Si quieres conocer el temario de la Escuela de Emprendedoras, puedes descargar el PDF completo aquí.

*Esta es mi entrada No. 36 del Proyecto de 100 Días.

Pin It on Pinterest