Paso a pasito. La mejor manera de alcanzar tus sueños


woman-with-red-rose-1440371-639x988

Ha llegado diciembre, me digo y sonrío. Este tan temido y, a la vez esperado, último mes del año.

Las vacaciones (ya casi), las fiestas, las comelonas, los regalos y especialmente el momento de recapitular lo que hemos hecho y lo que ha sido este año que estamos cerrando. ¿Qué hemos logrado, qué planes tenemos para el próximo, y qué tanto nos hemos acercado a nuestros sueños?

Últimamente he pensado mucho en eso. ¿Cuáles son, en realidad, mis sueños? ¿Cómo han cambiado desde que era una niña? ¿Cómo los haré realidad y qué estoy haciendo para lograrlo? ¿Acaso lo estoy viviendo ya y no he tenido la sabiduría de darme cuenta?

¿Qué son los sueños? Mientras más me repito esta pregunta, me doy cuenta que con la adultez llega la idea, un tanto oscura, de que los sueños son inalcanzables. Y de cierto modo su nombre nos lo dice. Sueños: aquello que vivimos mientras dormimos, un mundo aparte, algo que no nos pertenece, otra dimensión, algo que no es real.

Según la Real Academia de la Lengua Española un sueño es una…“cosa que carece de realidad o fundamento, y, en especial, proyecto, deseo, esperanza sin probabilidad de realizarse.”

Me niego a tomar esta definición por cierta. No, no y no. Yo quiero creer que hay otra; una definición menos validada pero más probable, que dice así:

photo-1429277158984-614d155e0017Los sueños son proyectos y deseos que tienen absoluta probabilidad de realizarse si enfocamos nuestras energías en ello. Si aprendemos a aceptarlos y vivirlos con todo lo que implica su naturaleza; tan cambiante como la nuestra. 

Pienso en mis sueños y pienso en esa definición tan -disculpen ustedes- tonta. Después pienso en mí: vuelvo a casa caminando bajo la lluvia. Vivo en un país del cual no sabía nada y al que ahora he vuelto por novena vez. Pienso en mi vida tan alineada con mi fluctuante espíritu, en mis viajes y en el verde que toman los arrozales cuando cae la tarde.

Y puedo decirles, que en realidad no tengo idea si mi sueño era vivir en este sitio, en este país y en esta isla. Pero sé, con total certeza, que el perseguir aquello que me mueve el alma –por más cambiante e inestable que eso sea- me ha traído aquí: a una felicidad cada vez mas plena. A una coherencia, si no de logros, de persecución. Un sentimiento, confío, igualmente delicioso.

Un viaje de mil millas comienza con un solo paso. –Lao Tzu

 

tumblr_n4ef69szs71st5lhmo1_1280Yo creo que ese es el secreto; dar ese primer paso aunque no sepamos qué haremos después. Un millón de primeros y valientes pasos.  

Todos tenemos sueños; sueños que confío podemos alcanzar. ¿Cuál es el tuyo? ¿Cuáles son? Si leíste el artículo pasado  es probable que lo hayas pensado mucho y quizá hasta lo tengas un poco más claro. ¡Genial!

El primer paso puede ser lo más difícil, porque muchos obstáculos y miedos parecen reafirmar que los sueños son irrealizables. No les hagas caso, tus sueños son posibles, y para ponerlos en marcha es muy importante que tengas en mente que…

Si esperamos que todo, absolutamente todo, esté listo antes de comenzar, entonces puede ser que nunca lo hagamos. –Ivan Turgenev

 

 #1 La situación nunca será perfecta

La situación nunca es 100% perfecta para nada. No importa cómo lo veas o los miedos que tengas, si realmente lo quieres, tienes que comenzar cuanto antes. Confía en que tienes las herramientas que necesitas para comenzar, y confía también, en que tendrás la fuerza y la capacidad de continuar cada vez que las cosas se pongan difíciles.

#2 Tu sueño es Tu sueño y no importa lo que nadie más diga

Así como la situación nunca es completamente perfecta, no existe el sueño con el cual estén de acuerdo o apoyen absolutamente todas las personas que te rodean. No importa, eso es normal y la gente siempre va a tener algo que decir. Esta es tú vida. Tú la vas vivir y por consiguiente debes ser tú quien decida qué es lo que vas a perseguir. ¿Cómo vas a ser feliz?

#3 No esperes a ser un experto

No puedes esperarte a ser un experto o a saber exactamente cómo harás las cosas. Vas a aprender todo lo que necesitas en el camino. Ponerte a hacer las cosas es la mejor manera de aprender y si te esperas a ser un experto nunca te darás esa oportunidad.

El mejor momento para dar el primer paso en dirección a tus sueños es AHORA.

Yo muy pronto dejaré esta isla. Sé que muchos –a veces yo también- pensaran que es una locura, sé que nunca me sentiré lista para irme, pero también sé, que tengo que dar el siguiente paso porque ahora mis sueños apuntan hacia otra direcciones.

Vamos, me digo. Un paso a la vez. Uno solo. Has llegado tan lejos. Tienes la fuerza, y si el camino cambia ya sabrás qué hacer o cómo volver a este sitio.

Un solo paso, recuérdalo…
Con cariño, Sofía

 

Escrito por Sofía Correa para Mujer Holística




7 thoughts on “Paso a pasito. La mejor manera de alcanzar tus sueños

  1. Pingback: La culpa y su afán de destruir tus sueños

  2. Hermoso, me identifico? y me encanta la manera de ser de Sofia, es lo q tambien siempre he querido hacer pero a veces por autolimitarnos nos enredamos mas en el Camino a nuestros sueños,
    Bendiciones Sofia gracias por tus palavras de aliento y confesiones

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 
Read previous post:
Toda Mujer Amor es Mujer Medicina

Una mujer medicina es la que mira la vida con amor y bondad Toda mujer amor es una mujer medicina....

Close