El vinagre de sidra de manzana es uno de nuestros productos favoritos en Mujer Holística porque tiene muchos beneficios, desde la salud hasta para la belleza.

Puedes utilizar el vinagre de sidra de manzana en tus shots saludables, cómo tónico facial y remedio contra el acné y también para bajar de peso.

Te recomendamos siempre comprar vinagre lo más natural posible, sin aditivos y con la “madre”, ya que los vinagres naturales que contienen la “madre” tienen enzimas y minerales que otros vinagres en supermercado no tienen, debido al procesamiento que llevan. Si no tienes acceso a vinagre de sidra natural en dónde vives, puedes prepararlo en casa, es más económico y fácil de hacer.

Algunos de los beneficios del vinagre de sidra de manzana son:

  • Ayuda a bajar de peso: Para mantener el peso ideal, agrega 2 cucharaditas de vinagre de manzana a un vaso de 16 onzas con agua. Puedes tomar esta mezcla durante todo el día. En un estudio publicado en el 2009  se encontró que las personas que consumieron el ingrediente principal en el vinagre de sidra de manzana a diario durante 12 semanas mostraron reducción en su peso, grasa abdominal y triglicéridos.
  • Balancea tu cuerpo: El cuerpo siempre busca mantener el estado de equilibrio, incluyendo los niveles de pH. El vinagre de sidra de manzana ayuda a mantener los niveles de alcalinidad en el cuerpo.
  • Te ayuda a desintoxicar: Como el VSM balancea el pH del cuerpo, también te ayuda a eliminar tóxicos y ayuda a estimular el sistema cardiovascular y a desintoxicar el hígado.
  • Limpia el sistema linfático: El vinagre de manzana te ayuda a romper la mucosa en el cuerpo y a limpiar el sistema linfático. Estudios muestran que también ayuda a reducir las alergias ya que reduce la congestión nasal y la sinusitis. Consume una a dos cucharaditas al día en un vaso de agua por una semana o lo puedes agregar directamente a ensaladas.

La receta que te doy a continuación requiere manzanas enteras, pero puedes usar sólo la cáscara si así lo quisieras o bien la fibra que sobra al preparar jugo de manzana en el extractor. En la medida de lo posible, utiliza manzanas orgánicas.

Es importante saber que cualquier proceso de fermentación depende de la estación y tarda varias semanas. Si vives en un lugar con las estaciones muy marcadas, notarás que el proceso será más corto en el verano y tardará más en el invierno. Sabrás que el vinagre está listo cuando veas una capa de espuma oscura encima (¡no te asustes! Es normal y parte del proceso). Esta capa, que parece un gel espeso, se llama “la madre” y puede ser vista cuando pones el vinagre a contra luz. Allí es dónde están todas esas bacterias buenas (probióticos) y que amamos porque son excelentes para la salud.

Receta para Vinagre de Manzana hecho en casa

Preparación: 5 minutos

Tiempo total: 2-3 meses

Ingredientes:

  • 3 manzanas enteras, pequeñas sin tallo.
  • 3 cucharadas de azúcar cruda (no utilices miel ni azúcar blanca procesada).
  • Agua filtrada para cubrir (1 taza aprox)

Instrucciones:

  1. Lava y parte las manzanas en cuadrados medianos. Pon las manzanas en un tarro de vidrio con boca ancha (como los jarros que utilizamos para los batidos), previamente esterilizado y limpio. Es importante que el tarro sea de vidrio y que esté completamente limpio ya que cualquier bacteria en él podría echar a perder el proceso. Puedes hervir el tarro y dejarlo secando antes de utilizar.
  2. Mezcla el azúcar con 1 taza de agua purificada (temperatura ambiente) y ponla encima de las manzanas. Agrega más agua si es necesario para cubrir todas las manzanas.
  3. Cubre el jarro con una toalla de papel ó una tela de algodón y asegúralo con una liga. Esto mantiene a los mosquitos fuera, mientras que permite que el líquido respire.  Es importante no sellar el tarro, tu mezcla tiene que poder respirar.
  4. Pon el tarro en un lugar oscuro y caliente por 2-3 semanas. Una despensa puede ser un lugar ideal. Recuerda que las burbujas marcan el inicio del proceso de fermentación.
  5. Después de las 2-3 semanas, saca el líquido y fíltralo, retirando los pedazos de manzana. Cuida mantener la limpieza de todos los utensilios para que no haya contaminación y bacterias. 
  6. Regresa el líquido al mismo tarro y cúbrelo nuevamente con una toalla de papel ó tela.
  7. Regresa el tarro a la despensa, en un lugar caliente y oscuro, y déjalo allí por 4-6 semanas. Mueve el contenido con una cuchara de madera limpia cada 4-5 días. Si notas que la mezcla no huele a vinagre y más bien tiene un olor fuerte o malo ó un color verde o negro, puede ser que se contaminó la mezcla en algún momento, en ese caso tienes que iniciar nuevamente. El color ideal es cómo el que ves en las imágenes aquí. 
  8. Después de las 4 semanas, notarás que el vinagre comienza a ponerse ácido y podrás comenzar a utilizarlo.

Nota: Si la espuma se torna otro color que no sea blanco o café claro (por ejemplo verde, azul o negro) entonces el proceso no funcionó. En este caso es mejor tirar la mezcla y empezar de nuevo. Si es la primera vez que lo haces, puedes empezar con mitad de la receta. Asegúrate que todo esté muy limpio durante el proceso.

Con cariño,

MJ

P.S. Esta es mi entrada No.58 del Proyecto de 100 Días

Pin It on Pinterest