Casi a diario me encuentro con seguidoras de Mujer Holística en la calle, especialmente cuando estoy en Costa Rica. Escucho desde lejos: “¡María José, Mujer Holística!” y aunque no las haya visto antes -una vez que me acerco- siento que ya las conozco de siempre. Así he escuchado sus historias, sus pasiones y cómo hemos conectado emocionalmente aunque no nos conozcamos de antes. ¡Sí, el poder del Internet!. Siempre me hace muy feliz que me saluden y es un recordatorio diario de lo importante que es seguir compartiendo mi camino a través de este medio.

Cuando las emprendedoras me preguntan cuál es la clave de un negocio exitoso que genere estos cambios en otras personas siempre les respondo que es ser uno misma. Yo sé que el tema de ser auténtica y ser uno misma (a veces) puede sonar trillado y eso está bien, quizás de tanto repetirlo lo creeremos y justamente nos inspirará de verdad a ser más genuinas.

Muchas veces me pregunto a mí misma: “¿qué es exactamente lo que he hecho que ha inspirado a tantas mujeres?”. Sé que no es cuánto “sé” en términos de definiciones y cosas académicas. A pesar de que me encanta estudiar y ando constantemente aprendiendo algo nuevo, creo que no va por ese lado. Cuando estoy confundida o frustrada con mi vida me pregunto en qué precisamente mi historia podría inspirar a otra persona, porque en mi mente soy un desastre. Peor aún, cuando me como un postre de más y olvido meditar por varios días me siento como un engaño y ahí definitivamente pienso que no podría inspirar a nadie jamás. Pero, hay otros momentos en los que me siento muy orgullosa de todos mis logros y quiero decirle al resto de las mujeres que ellas también pueden lograr lo que se proponen. Es en esos momentos, en los que siento la necesidad de compartir abiertamente y no tengo miedo a ser juzgada por mi opinión.

Creo que allí está la clave para inspirar a otras personas: tenemos que estar dispuestas a ser vulnerables y conectar profundamente con ellas (y por qué no, con ellos también).

Según Brené Brown en su Ted talk sobre el poder de la vulnerabilidad, es la conexión lo que da sentido y finalidad a nuestras vidas. Esta es una necesidad básica de los seres humanos y una de las primeras lecciones del primer chakra, es un pilar de quién somos y rige nuestro sentido de pertenencia sobre este mundo.

¿Qué es permitirme ser vulnerable?

El otro día una alumna de la Certificación de Meditación me hizo esa pregunta en una llamada en vivo. Mi definición de vulnerabilidad es permitirme ser yo misma, sin disminuirme por miedo a ser rechazada o juzgada. Es ser auténtica tal cual soy, con mis fortalezas y mis debilidades, de cara frente al mundo, sin miedo a sentir que no soy suficiente.

En mi caso hay dos tipos de personas a las que yo admiro. Por un lado, están las personas en quienes admiro sus logros, pero con las que no siento una conexión directa. Por otro lado, están aquellas personas que independiente de lo que han logrado en términos de “éxito” tradicional, las admiro por la persona que son y porque me siento identificada con ellas. Admiro su poder de conexión, su vulnerabilidad y el hecho de que estas personas no tienen miedo de decir que han tenido un mal día, ni que han fracasado en algo. No tienen miedo a perder ese sentido de conexión, porque saben que todos cometemos errores. No tienen el miedo a que no son suficientes y que pueden ser rechazadas por expresar quiénes son.

De hecho, todas somos suficientes tal cual somos, ya estamos completas sin necesidad de cambiar nada en nosotras mismas. Cuando conectamos con esa verdad, nos podemos permitir ser plenas y mostrar nuestro lado vulnerable, porque ya no estamos condicionando nuestra sensibilidad ante ese miedo de que no somos suficientes.

La raíz de la vulnerabilidad y la autenticidad está en saber que somos amadas tal cuál somos y que eso no cambiará. 

Según Brené Brown: “las personas genuinas son un tipo de personas entusiastas y sinceras que viven desde un sentido profundo de dignidad. Lo que tenían en común era el sentido de coraje de ser imperfectas. Tenían la compasión para ser amables con ellas mismas primero y luego con otros. Y por último, tenían conexión, y esta era la parte difícil, como resultado de su autenticidad. Eran capaces de renunciar a quienes pensaban que debían ser para ser lo que eran, que es absolutamente lo que se tiene que hacer para conectar. Otra cosa en común era que ellos aceptaban por completo la vulnerabilidad. Creían que lo que los hacía vulnerables, los hacía hermosos. No hablaban de vulnerabilidad como algo incómodo o doloroso, como yo había escuchado antes en las entrevistas sobre la vergüenza. Simplemente mencionaban que era necesaria.”

¿Estás lista para renunciar a quién pensaste que deberías ser para ser quién realmente eres?, ¿te permites ser imperfecta y mostrar tu lado vulnerable?, ¿rechazas la vulnerabilidad en otros?. La clave para lograr este sentido de conexión profunda con otros y de pertenencia sobre este mundo está en la compasión y en la aceptación profunda de nosotras mismas, sin la necesidad de sumar, restar o cambiar nada (justamente mi definición de Holística). 

Si quieres profundizar más en esto, puedes leer este artículo sobre la compasión y ver el curso de Serenidad aquí.

Somos suficientes y podemos expresarnos en este mundo de manera auténtica, sin miedo. Así que atrévete a hablar claro y a seguir más tu corazón, no hay absolutamente nada que perder, porque todo lo que puedes perder igual algún día lo habrías perdido (todo es impermanente excepto nuestra verdadera naturaleza). Quiero terminar este artículo con el cierre de la charla de Brené Brown que me encantó, dice: “… y me despido con esto: He descubierto, que tenemos que dejarnos ver, que nos vean vulnerables. Hay que amar con todo el corazón aunque no haya garantías. Y esto es muy difícil, y puedo decirlo como madre, esto puede ser extremadamente difícil. Ejercer la gratitud y la dicha en esos momentos de terror cuando nos preguntamos “¿puedo amarte tanto?, ¿puedo creer en esto tan apasionadamente? ¿puedo enojarme tanto por esto?”. Me puedo detener y en lugar de ser catastrófico decir: ”simplemente estoy muy agradecido”. “Porque estoy vivo, porque sentirse vulnerable significa que estar vivo”. Y por último, creo que es más importante creer que somos suficientes. Porque cuando funcionamos desde la perspectiva “soy suficiente” entonces dejamos de gritar y empezamos a escuchar. Somos más amables con las personas que nos rodean y más amables y considerados con nosotros mismos.”

Con cariño,

MJ

P.S. Esta es mi entrada No. 3 del Proyecto de 100 Días.

Mujer Holística

Mujer Holística

María José es fundadora de Mujer Holística y Mujer Holística Emprendedora, además de ser Health Coach, Business Coach y emprendedora de negocios digitales. Entre sus muchas pasiones están los negocios en línea, la meditación, viajar por el mundo y ayudar a las mujeres a manifestar la vida que desean. Su misión es inspirar a las mujeres a seguir sus sueños y sueña con vivir en un mundo de mujeres empoderadas, felices y abundantes.
Mujer Holística

Latest posts by Mujer Holística (see all)

Pin It on Pinterest