Hace 4 años inicié el proyecto de Mujer Holística. Ha sido un camino tan lleno de regalos y aprendizajes que el tiempo se ha vuelto irrelevante, inclusive admito que tengo que mirar un calendario para ver cuántos años han pasado desde que iniciamos.  

Emprender un negocio cambió mi vida. Amo ser mi propia jefa y también lucho a diario con los miedos y las inseguridades que son tan comunes en las emprendedoras. Sin duda este camino te llevará a los límites y te hará más fuerte. Es un camino con un regalo en cada esquina y muchas recompensas que solo se puede vivir en carne propia y también es un camino que tiene su buena dosis de ansiedad y estrés. 

Si eres como yo, o como muchas otras emprendedoras que conozco, las dudas y las inseguridades aparecerán de vez en cuando en tu realidad. Te paraliza el miedo y caerás víctima de la comparación. Se te olvidará que vives en un mundo creado para apoyarte en tus sueños, en un mundo abundante y seguro. Se te olvidará todo lo que sabes en tu corazón que es verdad. 

Te cuento algo: los miedos y las inseguridades parecen llegar justamente cuando nos alejamos de nuestra autenticidad. 

Aparecen junto con la presión por ser igual a otras personas o cuando apagas tu luz por tu miedo a brillar demasiado. 

Los miedos nunca son racionales y a veces se contradicen a si mismos. Obsérvalos, agradece su presencia y déjalos ir. Regresa a tu centro y escucha a tu alma. Allí está siempre la verdadera respuesta.

Puedes sentir que vives en un mundo en dónde hay competencia, escasez o que estás en una carrera en contra del tiempo. Un mundo que vibra las 24 horas al día sin parar y que explota de información. Quizás te sientes atrapada en una carrera por conseguir clientes, tener más seguidores o publicar el siguiente video, una carrera que nunca va a parar…  

Entiendo el sentimiento de ansiedad de sentir que nunca serás suficiente. Pero, recuerda que no todo es como aparenta:

Ganar mucho dinero en tu negocio no garantiza tu felicidad. 

Un millón de seguidores no necesariamente significa que tienes un negocio exitoso. 

Una foto perfecta cada mañana en las redes sociales con una frase de motivación no garantiza que estás sonriendo por dentro. 

Un negocio es exitoso si te permite ser feliz y expresar quién eres con autenticidad y pasión a diario. Punto. Si no eres auténtica, real, honesta y te permites la expresión libre de tu ser a diario, tu negocio no te va a hacer más feliz, todo lo contrario, te va a encarcelar. 

Además, tus seguidoras pueden sentir lo falso, inclusive a través de un celular y saldrán corriendo.

Todo fluye mejor cuando eres auténtica. Eres mejor siendo tu misma que pretendiendo ser otra persona. La creatividad es lo que ha logrado las grandes transformaciones del mundo, no la copia. La vida te apoya cuando estás haciendo algo que amas y siendo tu misma.

Yo no soy igual a ti y tu no eres igual a mi. Que maravilla poder ser diferentes y complementarnos. Qué maravilla poder crear algo nuevo y verlo florecer en este mundo. Así como el secreto de la cocina siempre está en las manos que preparan la comida, así el éxito de tu negocio estará en aquello que solo tu puedes aportar. 

Tus miedos e inseguridades desaparecerán cuando te des cuenta que nadie te está juzgando y cuando te permitas ser tu misma.

· Honrando tu espacio en este mundo.

· Teniendo la valentía y el coraje de ser tu misma. 

· Atreviéndote a decir lo que realmente opinas, aunque te critiquen a viva voz. 

· Logrando romper esas cadenas que te atan y te impiden ver que ya eres perfecta y suficiente siendo tu misma. 

· Siendo original, auténtica y real. 

Todas somos diferentes y eso es lo que hace que este mundo sea tan perfecto y lleno de riquezas en cada esquina.

Date el permiso de ser real. Verás que se te abrirán las puertas de la abundancia y te lloverán bendiciones. 

Este artículo apareció originalmente en la Revista Soy Mujer Holística, edición especial para emprendedoras.
Descárgala aquí:

Pin It on Pinterest