¿Y qué tal si me perdono?

Hoy me he sentado a tomar un café conmigo misma y de nuevo me descubrí alzándome la ceja. Entonces me dije que ya estuvo bueno de ser tan dura. Aveces debería probar, simplemente, perdonarme. Aveces, deberíamos simplemente perdonarnos. Me perdono por dejarme en último...

Pin It on Pinterest