La oportunidad de oro que nos trae el mes de Julio

Es un nuevo comienzo. O al menos, la oportunidad de generar este nuevo comienzo en nuestras vidas, integrando la transformación personal que hemos experimentado los últimos meses. Muchas personas me preguntan, “¿por qué si hay energías de nuevos comienzos, en mi vida todo sigue igual? ¿Por qué no siento cambios y veo que está todo estancado? Esto es algo esencial que comprender: el Universo no hace los cambios por nosotros. A veces ocurren situaciones excepcionales en nuestra vida que nos empujan a hacer esos cambios, pero no siempre es así. A veces, el estancamiento es la crisis más grande.

La oportunidad de nuevos comienzos, de inyectar una nueva energía, un nuevo entusiasmo e inspiración a nuestra vida, que nos ayuda a manifestar de manera más auténtica y abundante, trae consigo la condición de que nosotros la tomemos. De que seamos canal de esa energía, de que seamos vasija, continente, de que estemos vacías de expectativas, apegos y malos hábitos, para que lo nuevo puedo sembrarse y germinar.

Por eso, si no te sientes abierta a ser esta tierra fértil, haz la siguiente reflexión: ¿Estoy abierta realmente a todo lo bueno? ¿Estoy dispuesta a tomar la responsabilidad de cuidar y nutrir esta energía de amor? ¿Estoy actuando de manera alineada con lo que deseo y con lo que es mi verdad?”

Estas reflexiones son clave porque se trata de organizar la voluntad. La voluntad no es solo la fuerza de voluntad. La voluntad viene del alma y para movilizarnos hacia la acción, requiere de nuestra coherencia interna, a un nivel mucho más profundo que la voluntad a nivel mental. Requiere del deseo real, puro e incondicional desde el alma.

La paradoja de desarrollar consciencia es que en la medida que más despertamos, las estrategias del ego se hacen más difíciles y dejan de funcionar, incluso de manera aparente. Lo que antes nos resultaba de cierta forma, hoy ya no y nos vemos frente a este callejón en el cual tenemos una sola salida: ser coherentes con el alma. Lo opuesto, se hace cada día más doloroso.

¿Cómo usar este mes a tu favor?   

Entonces, lo mejor que puedes hacer este mes es dedicarte, con absoluta devoción, a transformarte en la tierra fértil para esta energía. Tu ego no es solo tu enemigo; puede ser tu aliado si lo sometes al dominio de tu alma. En la práctica, esto significa desarrollar la consciencia para vivir en constante atención en el presente. Libérate del modo automático, porque es por eso que no ves la nueva oportunidad. Practica la meditación en movimiento, intencionando cada cosa que haces, y descubrirás bastante acerca de lo que estás viviendo internamente.

Ahora bien, esta energía puede ser muy intensa y si no sabemos canalizarla bien, genera grandes desajustes a nivel emocional. Imagina que es como electricidad que envía el universo para llegar a la tierra a través tuyo, pero hay bloqueos en el camino, y como no puede pasar directo y toda esa energía satura tu cuerpo; lo electrocuta. Esto genera inestabilidad emocional, como vivir en una montaña rusa; un día muy bien, otro día muy mal, lo que es muy desgastante y hace muy difícil mantener el foco para manifestar, sin considerar que nos mantiene viviendo en la película más dramática de todas.

Tu fortaleza que te ayudará a obtener lo mejor de este mes

Por esto, para ayudarte a desarrollar esta consciencia de canal, trabaja sobre tu mente. Entrénala, domínala. Es tu herramienta más poderosa y debe funcionar bajo tu control. También es importante que trabajes con tu voluntad, con foco y determinación. La disciplina mental este mes será la mejor práctica. Usa tus pensamientos y aprende a aumentar tu poder mental con intención, pero aquí está la clave: no para que sirva a los deseos de tu ego – de orgullo, de aprobación, de éxito – sino para que sirva al mundo como una poderosa herramienta capaz de generar cambios positivos para todos.

¿Cómo te sientes leyendo esto? ¿Sientes que esta contribución a otros tiene un lugar en tu corazón, o cuando persigues tus objetivos solo piensas en ti? La respuesta a esta pregunta es la esencia de todo el trabajo espiritual y es el camino que nos ayuda a revelar nuestro verdadero y mejor potencial.

Un mensaje final para inspirarte

La creación e integración de esta nueva etapa, de este nuevo ciclo en tu vida requerirá paciencia y constancia. La manera de construirlo es día a día, aprendiendo a fluir con el movimiento de la acción y la reacción. En ese flujo de energía y de voluntad, tu semilla irá germinando. Tal vez en lo externo no habrá cambios contundentes todavía, pero internamente ya estarás transformando tu realidad.

Mantén tu atención en el presente, para que cada decisión y acción que realices vaya con intención y seas un poderoso canal de la energía de la Luz.

Con amor,

Francisca Jara

Pin It on Pinterest